La situación de crisis sanitaria que se viene desarrollando en los últimos meses ha cambiado de manera radical la forma en la que la sociedad desarrolla su actividad. Consumidores y empresas estamos adoptando nuevos hábitos para cumplir con unas nuevas medidas que garanticen la seguridad en las relaciones comerciales.

Y sin duda, en este nuevo entorno, el uso de smarthpones y dispositivos electrónicos se ha disparado, ya sea para teletrabajar o para mantenernos en contacto con nuestros seres queridos. Con estos hechos a la vista, lo que nos preguntamos todos aquellos que tenemos la necesidad de utilizar equipos electrónicos es, ¿qué ocurre si tengo una avería? ¿es seguro acudir a un servicio técnico?

Aunque el fin el fin del confinamiento está cada vez más cerca, debemos seguir extremando las precauciones. En este sentido, desde ICP Tech. Solutions hemos adaptado todos nuestros servicios de reparación y puesta a nuevo, para que los usuarios puedan gestionar cualquier incidencia en sus dispositivos sin comprometer su salud.

Reparación en remoto

Nuestro servicio de reparación en remoto permite que nuestros técnicos puedan realizar un diagnóstico del dispositivo para verificar su correcto funcionamiento. Mediante una serie de pruebas, se determina cuál es el fallo y, previo consentimiento del cliente, podemos acceder al terminal de forma remota y solucionar lo que está provocando el fallo. Instalación de aplicaciones, actualización de dispositivos, configuración del correo electrónico de empresa o mantenimiento preventivo, son algunas de las acciones que nuestro soporte técnico es capaz de llevar a cabo sin necesidad de que tengas que salir de casa.

Reparaciones bajo la máxima seguridad

Lamentablemente, existen averías que en ICP Tech. Solutions no podemos solucionar en remoto. Si tu pantalla se ha roto o algún componente interno está dañado, será necesario revisar el dispositivo en nuestro laboratorio. En estos casos, nuestro servicio logístico se encargará de realizar la recogida y entrega del equipo en el domicilio del cliente, para evitar así que este tenga que salir a la calle. Para garantizar la máxima seguridad de clientes y empleados, hemos implantado el protocolo ‘Cero Contacto’, adoptando medidas que reducen la interacción entre mensajeros y clientes.

¿Y qué ocurre una vez que recibimos el terminal en nuestros laboratorios? Cada terminal, equipo y dispositivo que entra en nuestras instalaciones, es desinfectado con alcohol isopropílico evitando así que sea un foco de contagio. Una vez desinfectado, el técnico, provisto de guantes homologados ESD, manipula el dispositivo realizando las operaciones de reparación y/o puesta a nuevo necesarias para su correcto funcionamiento. Posteriormente, el terminal se desinfecta nuevamente con alcohol isopropílico y se prepara para su entrega al cliente.